Aprovechar bien el tiempo disponible, sin que nos controle ni nos haga ir contra reloj, es uno de los grandes objetivos de cualquier compañía que quiera ser altamente productiva. Aprender a mejorar la gestión del tiempo en la organización dependerá de muchos factores, empezando por entender la relación que tenemos con él.