El temor al conflicto es una de las disfuncionalidades de los equipos y se disfraza de harmonía para burlar los roces o enfrentamientos entre los miembros.